18.1.12

Cinco ideas (más) para pedir aumento de sueldo en momentos de crisis

Hablábamos ayer de la posibilidad de solicitar un aumento de sueldo en su puesto de trabajo. Vamos a continuar con algunas pequeñas pinceladas. 

Nunca amenace a la hora de solicitar un aumento de sueldo, con irse ni un poquito, es el último elemento de presión. Y si indica o deja caer que si no recibe el aumento de sueldo se buscará otro trabajo, cumpla con su palabra. De no hacerlo quedará en muy mal lugar y habrá perdido todas sus herramientas para hacerse respetar. Recuerde que muchas veces, en el momento en que usted se despida es cuando se obtienen los resultados apetecibles. Pero otras veces no, efectivamente.

Intente no decir cuanto desea ganar, en qué cantidad desea que se le aumente su sueldo. Se le insistirá, se le presionará. Si usted da la cifra, no le servirá a su interlocutor para hacerle caso, sino para marcar el máximo y a partir de esa cifra modificarla. Usted ante una petición de aumento de sueldo debe conseguir dos cosas. Ganar más y conocer en qué medida está considerado dentro de la organización. Responda siempre que “usted está en mejores condiciones que yo para saber cuanto es posible, cuanto merece mi responsabilidad, en qué medida vale mi trabajo”. No entre a valorar en el mismo momento en que se lo comuniquen si está bien o mal lo que le ofrecen, con respeto lo acepte y en frío lo analice.

 No es mala idea someterse a una entrevista ficticia con un amigo que haga de “hombre malo”, de responsable de RRHH y que le someta a una batería de duras preguntas para que aprenda a responder y defenderse, a valorar su trabajo y sus posibilidades. Esta simulación le servirá para aprender a defenderse ante preguntas duras.

No sea un trabajador estrella a la hora de solicitar un aumento de sueldo. Hay que venderse bien, pero sin excesos que produzcan miedo a su interlocutor. Puede convencerle de que es imprescindible en la organización y darse cuenta en ese momento de que usted es peligroso si sigue presionando.

Hable del futuro, del futuro de la empresa y de la parte que usted desea tener en él. Implíquese en los futuros, en sus posibilidades, en sus mayores responsabilidades. Hable de trabajar mejor y de lo bien que está funcionando su empresa. “Su” empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario