¿Estás dispuesto a ser un emprendedor? ¿Sabes lo duro que es?


Está de moda animar y animarnos para ser emprendedores. Creemos que es la única salida ante la falta de trabajo. Estamos seguros que o nos montamos una pequeña empresa, o creamos un trabajo para nosotros mismos o nadie nos lo va a ofrecer.

En parte es verdad pero solo en parte.

Emprender no es fácil, se necesita sobre todo formación suficiente, ganas de trabajar a raudales, imposible tener desánimo, algo de dinero o de capacidad de crédito, ayuda moral de familiares y amigos, capacidad de autoestima altísima y capacidad de saber asumir un fracaso. O dos. O tres.

Emprender es sobre todo una idea. Es capacidad para saber y tener agallas para poner esa idea en forma para poder crear riqueza. Luego ya veremos quien se lleva esa riqueza, es lo de menos en los primeros años. Lo importante es creer en la idea, saber darle forma, defenderla, saber vender, no desfallecer nunca, tener una ganas de trabajar diferentes a las de los demás.

¿Estás dispuesto a intentarlo? Sólo depende de ti. Sólo aunque no te lo creas ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario