Comprender. Colaborar. Conversar. Conectarnos. Conocer. Compartir.

Ya estamos en el siglo XXI y dentro de esta inmensa crisis de la que llevamos siete años sufridos, todos saldremos. Pero no sabemos ni cuando ni cuantos. NO todos vamos a salir de la crisis igual y a la vez. Algunos lo harán antes, otros nunca saldrán, los habrá que tardarán tanto que se les acabará la vida laboral y otros habrán perdido parte de sus conocimientos cuando ya puedan volver a estar en el mercado laboral.

Pero todas estas condicionantes dependen de nosotros. Nosotros debemos YA intentar que nos afecten positivamente y que nos pillen preparados para el momento en que podamos volver a tomar todos los impulsos necesarios.

Además de quejarnos —incluso siendo pesimistas y no renegar de ello— debemos trabajar para que cada uno de nosotros esté lo mejor preparado y con una mirada positiva ante el presente, la productividad, el trabajo y el futuro. Puede sonar complicado, y lo es. Pero hay que trasmitir soluciones, optimismo, capacidad, saber estar, incluso disimular.

Hay que adaptarse a los cambios que nos han venido. No sirve de nada soñar con lo anterior, pensar que esto es mucho peor y pelear por recuperar lo viejo. Esto es lo que ahora tenemos, debemos mejorarlo, pero desde dentro, sumergiéndonos en ello y adaptándonos a las nuevas realidades.

Solo si somos capaces de entender lo que nos rodea, el nuevo mercado profesional y productivo, seremos capaces de salir airosos de nuestra pelea contra —y a favor— del futuro. Del nuestro y del de nuestra sociedad.

Siempre hemos tenido tiempos complejos, inseguridades laborales, necesidades constantes de reciclarnos. Y siempre algunos han sabido salir muy bien de esas peleas contra los entornos.

Comprender. Colaborar. Conversar. Conectarnos. Conocer. Compartir.

Hay que saber trabajar en equipo, tener ideas propias, saber presentar un proyecto, tener capacidad de hablar en público, estar siempre conectado con todo el mundo,  entender a los que te rodean, adaptarte a todos los cambios. ¿Necesitas ser Superman? No. Pero si que es verdad que necesitas ser de goma, tener capacidad para cambiar de velocidad varias veces al día.

Un conocido puede ser tu empleador, tu cliente, tu proveedor, tu colaborador, tu competidor, tu socio. Todo está abierto, así que cuídalos y entrega para recibir. Los roles profesionales cambian constantemente y hay que estar preparado para ello.

Hoy si no estás en red no estás. Lo saben los que te hacen una entrevista de trabajo, tus clientes potenciales, tus profesores, tus proveedores. Lo sabes tú. Esto supone estar constantemente aprendiendo, pero no se debe hacer otra cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario