2.11.16

Desempleo de larga duración. Un grave problema en España

Casi dos millones de españoles llevan más de 2 años desempleados. Una cifra de parados de larga duración, que resulta dramática, pues supone en muchos de estos casos, personas totalmente orilladas del sistema social productivo de España. Suponen casi el 42% de los actuales desempleados y de ellos el 48,3% tienen más de 45 años de edad.

Estas personas desempleadas tienen en su haber dos enormes problemas encima que los convierte en personas con complicada salida laboral. Llevan más de 2 años sin trabajo con lo que esto supone para su personalidad y para su formación laboral, y además tienen una edad que les complica mucho encontrar empleo. ¿Qué tipo de empleo pueden buscar y en qué condiciones laborales?

En la crisis se ha multiplicado por 8 el número de desempleados que tardan más de 2 años en encontrar un nuevo trabajo. Esto supone que todo tipo de solución al desempleo en el Estado debe contemplar esta realidad como un elemento muy complejo de resolver.

Debemos tener en cuenta que en Europa estas cifras son muy bajas, sobre el 4,3% mientras que en España estamos hablando de un 10,8% del total de población en edad de trabajar, pero en Reino Unido o Suecia son del 1,5%.

En España estos números por desgracias son más altos que los que nos muestran las estadísticas, pues están maquillados a costa de restar las personas que están inscritas en cursos de formación (no se cuentan como desempleados) o que ya directamente y a partir de los 50/55 años, han desistido de seguir buscando un trabajo.

No está creciendo la formación de estas personas que fueron a la escuela en los años 70, a la misma velocidad en que está creciendo la especialización profesional, lo que les lleva a quedar orillados, pues en muchos casos los cursos de formación que se ofrecen son de calidad media o baja.

Conseguir una nueva Formación Profesional reglada de grado medio, o un certificado de profesionalidad ayudaría mucho a mejorar la empleabilidad de estas personas. Y sería una parte muy importante de la solución para aquellos parados de larga duración que tienen una baja cualificación. Deberían realizarse cursos de una duración de al menos un año más prácticas, donde el desempleado además de aprender, cobrar un SMI para que se dedicara sólo a su reciclaje profesional. Esto ayudado con unas tutorías personalizadas más unas prácticas elegidas según su perfil profesional, deberían servir para encontrarles un nuevo empleo.
 
Nota.: Los gráficos son del periódico: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario